Loro

Loro, nombre común que se aplica a unas 353 especies de aves de brillante colorido que incluyen entre otras a las cacatúas, los loritos, los agapornis o inseparables, los guacamayos, los periquitos, los papagayos, las cotorritas y las amazonas. Es un grupo muy homogéneo, con características que no se pueden confundir con ningún otro tipo de aves. El tamaño de los loros presenta una gran variabilidad y va desde los 8,4 cm que mide el lorito pigmeo cabeciazul o microloro pusio de Nueva Guinea, hasta el metro de longitud que mide el guacamayo jacinto o ara azul de Sudamérica.

El kakapo vive en los suelos de Nueva Zelanda. Este ave, el único loro del mundo que no vuela, está en peligro de extinción. Se alimenta de bayas y plantas terrestres. Su madriguera se encuentra entre las raíces de los árboles. Camina torpemente sobre el suelo, pero es un trepador excelente y emplea a menudo el pico a modo de garfio para desplazarse entre las ramas. Aunque no vuela, puede planear durante 100 m desde la copa de los árboles.

Aunque de movimientos torpes en la tierra y en el aire, esta amazona de San Vicente (Amazona guildingii) es una buena trepadora, habilidad fundamental para vivir en el bosque. Su nombre viene del lugar donde habita, la isla caribeña de San Vicente.

La zona de distribución de los loros se extiende por todas las regiones tropicales del mundo y algunas especies llegan a las zonas templadas de los hemisferios norte y sur. Las áreas de mayor diversidad son la cuenca del Amazonas, Australia, Nueva Guinea y las islas adyacentes. En África y el interior de Asia viven relativamente pocas especies.

Pinguino

Pingüino, nombre común de cualquiera de las diversas aves acuáticas no voladoras del hemisferio sur que también reciben el nombre de pájaros bobos (véase Aves no voladoras). El nombre de pingüino se aplicaba originalmente al hoy extinguido alca real del norte del Atlántico, un gran ave no voladora, de color blanco y negro y posición erguida. Más tarde se descubrieron aves no voladoras similares en el hemisferio sur, y también fueron llamadas pingüinos, nombre que hoy ha quedado restringido exclusivamente a estas aves. Al igual que los alcas, los pingüinos son excelentes nadadores.

Las 16 especies de pingüinos propios del hemisferio sur son aves no voladoras adaptadas a la vida acuática. Están aisladas del frío por tres capas de plumas cortas y densas y una capa de grasa subcutánea. Las alas están modificadas en aletas rígidas para nadar bajo el agua, y sus pies palmeados les sirven, junto con la cola, como timones para girar.

La mayoría de los pingüinos tienen el pecho blanco y el dorso y la cabeza negros. Muchas especies exhiben manchas rojas, naranjas o amarillas en la cabeza y el cuello. Debido a que sus cortas patas están situadas en una posición muy atrasada, los pingüinos asumen una posición erguida cuando están en tierra.

Los pingüinos se agrupan en 18 especies y 6 géneros, que en su mayor parte viven en la Antártida y en islas subantárticas. Otros son nativas de las costas de Australia, Sudáfrica y Sudamérica, así como de las islas Galápagos (Ecuador).

Aunque los pingüinos de las Galápagos parecen torpes en tierra firme, son grandes nadadores gracias a sus alas semejantes a aletas. Este pájaro, de baja estatura, ya que un ejemplar adulto no suele medir más de 53 cm, no puede volar. Hembra y macho comparten las tareas parentales de criar a los pequeños, turnándose a la hora de incubar los huevos y de alimentar a las crías. Actualmente, tan sólo existen unas pocas miles de parejas reproductoras en dos de las islas Galápagos. En una de ellas, los perros asilvestrados o cimarrones han supuesto un problema, pero actualmente se están realizando esfuerzos para proteger a los pingüinos.

Aves exoticas

Si te preguntaran qué es un ave, ¿qué contestarías? Piensa bien la respuesta. ¿Dirías que un ave es un animal que puede volar? Tal vez sí; pero las mariposas y las abejas también pueden volar, y no son aves. Además, los pingüinos, los avestruces y los kiwis son aves, pero no pueden volar. Esta es la respuesta correcta: un ave es un animal que tiene plumas y alas. Por tanto, no puedes equivocarte, si un animal tiene plumas, ¡es un ave!

¿CÓMO SON LAS AVES?

Hay aves de distintos tamaños. Los colibríes son pequeños. La especie más diminuta es el colibrí abeja de Cuba, que solo mide unos 5 cm de longitud y pesa 1,8 gramos. Las aves más grandes son los avestruces, con una altura de unos 2,7 m y un peso de hasta 150 kilogramos.

Aunque hay especies que no vuelan, la mayoría de las aves puede hacerlo, y todas descienden de antepasados que podían volar. Todo su cuerpo parece estar diseñado para ello.

El cuerpo de las aves se divide en cabeza, tronco y extremidades. Las dos extremidades anteriores están transformadas en alas. El movimiento de las alas es lo que hace que las aves vuelen. Las dos extremidades posteriores son las patas, que presentan, generalmente, cuatro dedos.
El esqueleto también contribuye a hacer posible el vuelo. Los huesos de las aves están huecos y pesan muy poco, haciendo su cuerpo más ligero. Además, en el pecho tienen unos fuertes músculos que les permiten batir las alas.
Todas las aves tienen el cuerpo cubierto de plumas, que, además de servir de ayuda en el vuelo, mantienen su cuerpo caliente.
Las aves tienen picos, en vez de mandíbulas con dientes. Los picos pueden tener distinta forma, según sea su comida. Los gorriones y los pinzones tienen picos fuertes y cortos para romper las semillas. Los halcones cuentan con un pico fuerte y en forma de gancho, que utilizan para desgarrar la carne. Los pájaros carpinteros se alimentan de insectos que encuentran dentro de los troncos de los árboles. ¿Sabes cómo los capturan? Tienen un pico recto y puntiagudo que utilizan como si fuera un taladro para abrir agujeros en la corteza. Los pelícanos tienen en el pico una especie de bolsa que utilizan como una red para pescar.
Las aves respiran por pulmones.
Las aves son animales de sangre caliente u homeotermos, al igual que los mamíferos. Son capaces de producir calor, y de esa manera, su cuerpo está siempre a la misma temperatura, aunque fuera haga frío.
Las aves nacen de huevos con cáscara dura.

Calao de la Sabana

Cálao, nombre común de cualquier miembro de una familia de aves que viven en África y Asia y tienen picos grandes pero ligeros. En ciertos cálaos pequeños, los picos pueden tener un colorido brillante, que recuerda al del pico del tucán del trópico americano, no emparentado con ellos. En algunas especies, el pico está rematado por una proyección de gran tamaño llamada yelmo.

Los cálaos miden de 61 cm a 1,52 m de longitud, son de color blanco y negro, gris o castaño oscuro. Resultan notables por sus peculiares hábitos de anidación. La hembra anida en un tronco hueco, cuya abertura (con la ayuda del macho en algunas especies) tapona con arcilla mezclada con secreciones salivares, dejando tan sólo una pequeña abertura. Mientras se incuban los huevos, el macho alimenta a la hembra a través de la misma.

La mayoría de los cálaos viven en los árboles y se alimentan sobre todo de fruta, a excepción de los cálaos de tierra africanos. Estas grandes aves terrícolas se alimentan de todo tipo de animales; la especie más septentrional, el cálao de Abisinia, se suma a los buitres a la hora de alimentarse de carroña. Los cálaos terrícolas son los únicos miembros de la familia que no sellan el nido.

El miembro más grande de la familia es el cálao rinoceronte, así llamado por su gran yelmo en forma de cuerno. Vive en la península Malaya y en varias islas de Indonesia.

Clasificación científica: los cálaos componen la familia Bucerótidos, orden Coraciformes. El nombre científico del cálao de Abisinia es Bucorvus abyssinicus, y el del cálao rinoceronte, Buceros rhinoceros.

Martin Pescador

Martin Pescador

Martín pescador, nombre común de cualquier miembro de una familia de aves que tienen la cabeza grande, a menudo con cresta. Su cuerpo es corto y rechoncho, y sus patas y pies pequeños. La mayoría tiene la cola corta, a excepción de los bellísimos martines pescadores del paraíso, propios de Australia y Nueva Guinea. Los picos de estas aves son variados, según de lo que se alimenten. No todos los martines pescadores capturan peces; muchas especies que viven en bosques comen invertebrados no acuáticos y pequeños vertebrados. Viven en todas las áreas tropicales y templadas del mundo y son, en especial, abundantes en las islas del océano Pacífico. Anidan en túneles excavados en taludes arenosos y ponen huevos de color blanco.

El tamaño del martín pescador varía entre el del diminuto martín pescador enano africano, que mide 10 cm, y el cucaburra australiano, que mide 46 cm. El martín pescador común de Eurasia es difícil de ver cuando pasa fulgurante a través de los ríos en busca de peces. En la península Ibérica es una especie común durante todo el año. Su coloración recuerda a la del abejaruco europeo, con el que está íntimamente emparentado, y es principalmente azul y naranja. También se asemejan en que ambos anidan en madrigueras excavadas en las riberas de los ríos.

La más conocida de las especies americanas es el martín pescador alción, que se reproduce desde Alaska hasta Florida. Algunos especímenes migran al sur durante el invierno y llegan a alcanzar el norte de Sudáfrica. Es gris azulado por el dorso y blanco por la parte ventral, con una cresta lanuda. Los machos exhiben una banda gris azulada en el pecho; las hembras tienen una banda rojiza debajo de la gris azulada. El martín pescador alción mide 33 cm de largo. Las demás especies americanas constituyen el género Chloroceryle.

Clasificación científica: los martines pescadores componen la familia Alcedínidos, orden Coraciformes. El nombre científico del martín pescador enano africano es Corythornus lecontei (a esta especie se le han atribuido otros géneros); el del cucaburra, Dacelo novaeguineae; el del martín pescador común, Alcedo atthis, y el del martín pescador alción, Ceryle alcyon.

Avestruz

rp_avestruz.jpg

Avestruz, nombre común de un ave grande, no voladora, que hoy sólo vive en África, pero que en la antigüedad también se encontraba en Oriente Próximo. Los avestruces son las más grandes y fuertes de las aves vivientes, con una estatura de unos 2,4 m y un peso de hasta 136 kilogramos. Tienen el cuello largo y la cabeza pequeña, con ojos grandes y pico corto y ancho. Despliegan sus pequeñas alas al correr y emplean sus patas, largas y fuertes, para defenderse. Sólo tienen dos dedos en cada pata. Los machos del avestruz son negros, con alas y cola blancas. Las plumas blancas del macho, grandes y suaves, tienen valor comercial. La hembra es de color pardo grisáceo apagado.

Los avestruces son corredores rápidos y pueden alcanzar hasta 65 km/h de velocidad. Los machos son polígamos y van de un lado para otro acompañados de tres o cuatro hembras o en grupos de cuatro o cinco machos con sus parejas y crías. Las hembras ponen sus huevos, blancos amarillentos, en grupo, al mismo tiempo. Cada huevo pesa aproximadamente 1,4 kg y tiene un volumen de cerca de 1,4 litros. El macho los incuba por la noche y la hembra durante el día.

En la última mitad del siglo XIX se emprendió la cría extensiva de avestruces para explotar sus plumas en Sudáfrica, Argelia, Australia, Francia y Estados Unidos. Las plumas de avestruz se usaban en la fabricación de sombreros y vestidos. La explotación entró en declive cuando la demanda de plumas de avestruz decayó prácticamente hasta desaparecer; no obstante, la introducción de la piel de avestruz como piel de lujo y el empleo de su carne para el consumo ha reavivado el interés en las granjas de avestruces. El llamado avestruz americano es en realidad un ñandú.

Clasificación científica: el avestruz compone la familia Estruciónidos y el orden Estrucioniformes. Su nombre científico es Struthio camelus.

Aguila

aguila

Águila, nombre común de varias aves de presa diurnas, algunas de las cuales se encuentran entre los miembros de mayor tamaño de una familia que incluye también al ratonero común, al milano y algunos buitres.

La distribución del águila real abarca la mayor parte del hemisferio norte. Desde la antigüedad se la ha considerado un símbolo de valor y poder, debido a su gran tamaño, su destreza en el aire y lo inaccesible de sus lugares de nidificación, situados en lugares agrestes y montañosos. En la mitología romana estaba asociada con la principal deidad, Júpiter. Fue el emblema de algunas legiones romanas, de la Francia bonapartista, de Alemania y de los imperios Ruso y Austro-Húngaro, y además forma parte del escudo nacional de México.

Vive en gran parte de Eurasia (excepto Francia y los países vecinos al norte). En la península Ibérica es una especie habitual todo el año y, aunque está presente en toda España, es considerada una especie rara. En América nidifica en México y es común en zonas montañosas del oeste de Estados Unidos y Canadá. Las hembras llegan a medir 1 m desde el extremo del pico al de la cola y su envergadura ronda los 2 metros. Los machos son más pequeños, como sucede en la mayoría de las aves de presa. Una característica de esta especie y de todas las que se incluyen en el género al que pertenece es el plumaje que presentan en la parte inferior de las patas. En otras águilas esa zona carece de plumas y tiene un aspecto escamoso, como en la mayoría de las aves. El plumaje del cuerpo es de color castaño oscuro con una pincelada dorada en la parte posterior de la cabeza y el cuello. La cola de los adultos es parda con bandas más pálidas. En las aves jóvenes es blanca con una banda terminal parda.

El águila real vive en Norteamérica, Europa, Asia y el norte de África. Es una de las 30 especies de águilas ‘calzadas’, así llamadas porque tienen las patas cubiertas de plumas. Ejecuta una compleja exhibición aérea de cortejo.

La mayoría de sus nidos, grandes y hechos a base de palos y ramas, son construidos en acantilados y escarpas, aunque en ciertas zonas prefieren árboles altos. Utilizan el mismo nido de un año a otro, limitándose a añadir más ramas, con lo que el nido puede alcanzar un diámetro de 1,8 m y una altura de 1,5 metros. Lo habitual es que pongan dos huevos, con abundantes marcas y puntos de diferentes tonos castaños, aunque en ocasiones sólo ponen uno. La dieta de estas aves se compone sobre todo de mamíferos, y sus presas varían en tamaño, desde ratones hasta ciervos. Durante el periodo de cría es frecuente que capturen otros pájaros para suministrar a los pollos comida tierna. Cuando hay escasez de alimento vivo el águila real se alimenta también de carroña.

Hay ocho especies de águilas emparentadas con el águila real, todas ellas propias de Eurasia. Las más pequeñas son el águila pomerana, con una envergadura en torno a los 1,5 m, que emigra desde Europa central hasta Sudáfrica, y el águila calzada de los países mediterráneos. La primera es una especie accidental en España, mientras que la segunda se reproduce en primavera y verano en la península Ibérica. El águila calzada, con una envergadura máxima de 1,3 m, es la más pequeña de las que se encuentran en la península. Su hábitat lo constituyen las zonas arboladas y los bosques, sobre todo los pinares. Entre las de mayor tamaño se encuentra el águila audaz australiana, casi totalmente negra y con una envergadura que puede alcanzar los 2,5 metros, lo que le permite mantenerse planeando en las corrientes de aire durante mucho tiempo.

Descrita hoy como especie independiente del águila imperial, esta especie autóctona de España se encuentra en peligro de extinción.

En España reside también el águila imperial ibérica, hasta hace poco considerada una subespecie del águila imperial, propia de Asia y Europa oriental, y a la que ahora se clasifica como una especie independiente. Mide entre 72 y 83 cm de longitud y la envergadura de sus alas alcanza de 1,9 a 2,1 m; la hembra es algo mayor que el macho. Los adultos presentan un plumaje oscuro con tonos amarillos o blanco cremoso en la cabeza y el cuello. Su característica más destacada es el color blanco de los hombros y una cola gris con franja terminal negra. Su dieta estaba constituida principalmente por conejos hasta la llegada de la mixomatosis (enfermedad vírica infecciosa). En la actualidad, su alimento está formado por anátidas, reptiles, zorros, tejones, milanos y otras aves de tamaño medio, e incluso carroña. Mantiene un territorio muy definido a lo largo de todo el año. El celo tiene lugar entre febrero y abril y el periodo de incubación, siempre en los árboles, oscila entre 37 y 43 días, con una puesta de dos a cuatro huevos. En cuanto ponen el primer huevo comienza la incubación, por lo que no todos los pollos nacen al mismo tiempo. Este comportamiento parece obedecer a una adaptación basada en el alimento disponible. Si la comida es abundante bastará para todas las crías pero, en caso contrario, los polluelos más jóvenes morirán, al no poder competir con sus hermanos. En la península Ibérica está considerada una especie en peligro de extinción y, aunque en los últimos tiempos hay una tendencia a su recuperación, su estado sigue siendo crítico.

Otra especie de águila presente en la península Ibérica es el águila culebrera, una especie estival que, como su nombre indica, se alimenta sobre todo de serpientes y culebras. El águila perdicera es residente a lo largo de todo el año, aunque en los últimos tiempos está sufriendo un proceso de regresión tanto en España como en Francia. Es una rapaz de mediano tamaño (con un envergadura entre 1,5 y 1,8 m) que nidifica en repisas o cuevas que encuentra en los cortados rocosos. Otra especie, accidental en la península ibérica aunque frecuente en el continente africano, es el águila rapaz. El águila moteada también es una especie de distribución occidental o divagante en la península; es una gran carroñera aunque también caza una gran variedad de presas vivas.

Las águilas ponen pocos huevos. En la mayoría de las especies la puesta consiste en uno o dos huevos. Aunque el macho del águila real alimenta a los polluelos recién nacidos, en la mayoría de las águilas el papel del macho es cazar y llevar la comida al nido para que la hembra alimente a los polluelos. La hembra permanece en el nido, o cerca de él, hasta que a las crías comienzan a crecerles las plumas. A partir de ese momento volverá a dedicarse a la caza, aliviando así el trabajo del macho. Una vez crecidos, los individuos jóvenes se quedan cerca del nido un tiempo mientras sus padres siguen alimentándolos. En algunas especies, el polluelo se vuelve independiente al poco tiempo, mientras que en otras se da un periodo largo de transición hasta que los padres dejan de suministrarles alimento.

Debido a que las águilas necesitan un territorio extenso y a que prosperan pocos polluelos, las alteraciones en su hábitat amenazan a muchas especies, aun cuando las medidas en contra de su caza se han visto reforzadas.

Clasificación científica: las águilas pertenecen a la familia Accipítridos, orden Falconiformes. El nombre científico del águila real es Aquila chrysaetos; el del águila pomerana, Aquila pomarina; el del águila calzada, Hieraaetus pennatus; el del águila audaz australiana, Aquila audax; el del águila imperial ibérica, Aquila adalberti; el del águila imperial, Aquila heliaca; el del águila culebrera, Cirraetus gallicus; el del águila perdicera, Hieraaetus fasciatus; el del águila rapaz, Aquila rapax; el del águila moteada, Aquila clanga; el del águila calva americana, Haliaeetus leucocephalus; el del águila pescadora, Pandion haliaetus; el de la urubitinga, Hypomorphus urubitinga; el del águila colorada, Busarellus nigricolis; el del pigargo coliblanco, Haliaeetus albicilla y el del pigargo de Steller, Haliaeetus pelagicus. El nombre científico del águila harpía es Harpia harpyja; el del águila de los monos filipina, Pithecophaga jefferyi; el del águila crestada negra o águila tirana, Spizaetus tyrannus; el del águila elegante o penachuda, Spizaetus ornatus; el del águila crestada blanca o vientriblanca, Spizastur melanoleucus; el del águila solitaria, Urubitornis solitaria; el del águila crestada, Morphnus guianensis; el del águila coronada, Harpyhaliaetus coronatus y el del águila volatinera, Terathopius ecaudatus.