Rana Arlequin

RANA-ARLEQUIN

Es una pequeña rana de aspecto más bien alargado con coloración variable. El color de su dorso es generalmente de color negro o marrón con un mosaico de manchas y rayas que pueden ser anaranjadas, amarillas, rojizas, e incluso verdes y azules. El vientre es de color blanquecino, amarillo, naranja y/o rojo. Su coloración indica a los posibles depredadores que es venenosa y que no deben comérsela.

Son animales de comportamiento diurno que forman agregaciones a lo largo de los ríos en la estación seca, pero que se distribuyen en forma más uniforme durante la estación lluviosa.

Habitualmente se le encuentra sobre rocas y troncos cerca de arroyos o en grietas de rocas durante el día, y dentro de grietas o entre la vegetación durante la noche.

No nada bien y por lo tanto depende de zonas húmedas donde puede moverse sin necesidad de ello. Además se mueve lentamente, es sedentaria y menos cautelosa que otras ranas locales.

Vive 10 años.

TERRITORIO: Estos anfibios suelen moverse en una zona de 10 metros cuadrados de media, donde se alimentan. Sin embargo, los machos defienden su territorio sólo en la estación lluviosa. Con respecto a la reproducción, los machos nunca se han observado con hembras fuera de su territorio, lo que sugiere que los machos no solamente usan los territorios como sitios de forrajeo, sino con fines reproductivos.
Con respecto a las hembras, pocas defienden territorios sobre todo en la estación seca, aunque persiguen a otras hembras en su territorio principalmente durante la estación no reproductiva.

Estas ranas son agresivas tanto entre machos como entre hembras (aunque menos) y en ocasiones entre sexos, sobretodo de hembras a machos. La principal función de la agresión es defender sitios de forrajeo y refugio. No hay indicación de que las hembras defiendan sitios de desove.

ALIMENTACIÓN: Come pequeños insectos como moscas y mosquitos. También se alimenta de pequeños artrópodos más abundantes durante la estación seca.

VENENO Y PARÁSITOS: Su piel tiene el potente veneno tetrodotoxina (neurotóxico) para persuadir a los depredadores de que se lo quieran comer; Sin embargo la larva de la mosca Notochaeta bufonivora (Sarcophagidae) se alimenta de ésta especie y parece que no es afectada por ésta defensa química. La hembra deposita larvas en la superficie posterior del muslo donde escavan y se alimenta de la musculatura, antes de entrar en la cavidad corporal para alimentarse de los órganos internos. En estas condiciones no viven más de 4 días.

REPRODUCCIÓN: Las parejas empiezan a formarse de 2 a 5 meses después de iniciada la estación lluviosa y continúa unas pocas semanas dentro de la estación seca. Se estima que la oviposición empieza en octubre hasta principios de diciembre. Los sapos depositan los huevos en el agua (son de color blanco y miden 35 mm.). Ninguno de los padres exhibe cuidado parental.
Se reproduce en arroyos y en otras zonas de aguas no estancadas, donde la hembra deposita entre 30 y 75 huevos que el macho fertiliza en el amplexo. Los huevos eclosionan en unas 36 horas de donde salen los renacuajos.

Fotos de Anfibios


Fotos de Anfibios
Fotos de Anfibios
Fotos de Anfibios
Fotos de Anfibios
Fotos de Anfibios
Fotos de Anfibios
Fotos de Anfibios
Fotos de Anfibios
Fotos de Anfibios
Fotos de Anfibios
Fotos de Anfibios
Fotos de Anfibios
Fotos de Anfibios
Fotos de Anfibios
Fotos de Anfibios

Los anfibios (Amphibia, del griego αμφι, amphi (ambos) y βιο, bio (vida), que significa “ambas vidas” o “en ambos medios”) son un grupo de vertebrados anamniotas (sin amnios, como los peces), tetrápodos, ectotérmicos, con respiración branquial durante la fase larvaria y pulmonar al alcanzar el estado adulto. A diferencia del resto de los vertebrados, se distinguen por sufrir una transformación durante su desarrollo. Este cambio puede ser drástico y se denomina metamorfosis. Los anfibios fueron los primeros vertebrados en adaptarse a una vida semiterrestre, presentando en la actualidad una distribución cosmopolita al encontrarse ejemplares en prácticamente todo el mundo, estando ausentes solo en las regiones árticas y antárticas, en los desiertos más áridos y en la mayoría de las islas oceánicas. Se estima que hoy en día viven más de 6.000 especies de anfibios.

Cumplen un rol ecológico vital respecto al transporte de energía desde el medio acuático al terrestre, así como a nivel trófico al alimentarse en estado adulto, en gran medida, de artrópodos y otros invertebrados. Algunas especies de anfibios secretan a través de la piel sustancias altamente tóxicas. Estas sustancias constituyen un sistema de defensa frente a los depredadores.

Desde hace miles de años los anfibios han sido asociados con mitos y magia, enfocándose mucho de este folclore desde una perspectiva negativo. Por otra parte, existen culturas que han relacionado a los anfibios con fertilidad, fortuna, protección, entre otros aspectos beneficiosos.